¿Cuándo fue la última vez que pasaste tiempo con Dios?

comunion

Max Lucado “Como Jesús”

¿Quiero decir realmente apoderarse de usted? ¿Cuánto tiempo ha pasado desde que le dio una porción de tiempo, sin diluir, sin interrupciones, para escuchar su voz? Evidentemente Jesús lo hacía. Hizo esfuerzos deliberados para pasar tiempo con Dios.

Pase mucho tiempo leyendo respecto a cómo Jesús escuchaba y emergerá un patrón distintivo. Él pasaba regularmente tiempo con Dios, orando y escuchando. Marcos dice: «Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se 3 Apocalipsis 2.7 , 11 , 17 , 29 ; 3:6 , 13 , 22 . fue a un lugar desierto, y allí oraba» ( Marcos 1.35 ). Lucas nos dice: «Mas Él se apartaba a lugares desiertos, y oraba» ( Lucas 5.16 ).

Permítame preguntarle lo obvio. Si Jesús, el Hijo de Dios, el Salvador sin pecado de la humanidad, pensó que valía la pena dejar libre su calendario para orar, ¿no será sabio que nosotros hagamos lo mismo?

No solo que Él pasaba regularmente tiempo con Dios en oración, sino que pasaba regularmente tiempo en la Palabra de Dios. Por supuesto, no vemos a Jesús sacando de su mochila un Nuevo Testamento encuadernado en cuero y leyéndolo. Lo que sí vemos, sin embargo, es el impresionante ejemplo de Jesús, en el fragor de la tentación en el desierto, usando la Palabra de Dios para enfrentarse a Satanás. Tres veces fue tentado, y cada vez repelió el ataque con la frase: «Está escrito en las Escrituras» ( Lucas 4.4 , 8 , 12 ), y entonces citó un versículo. Jesús estaba tan familiarizado con las Escrituras que no solo sabía el versículo, sino que sabía cómo usarlo.

Después tenemos la ocasión cuando a Jesús se le pidió que leyera en la sinagoga. Se le dio el libro del profeta Isaías. Halló el pasaje, lo leyó, y declaró: «Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros» ( Lucas 4.21 ). Se nos da el cuadro de una persona que sabe abrirse paso en las Escrituras y puede reconocer su cumplimiento. Si Jesús pensó que era sabio familiarizarse con la Biblia, ¿no deberíamos hacer lo mismo?

Si vamos a ser como Jesús, si vamos a tener oídos que oyen la voz de Dios, entonces hemos hallado dos hábitos dignos de imitar: los hábitos de la oración y de la lectura de la Biblia. Considere estos versículos:

Gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración( Romanos 12.12)

Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace ( Santiago 1.25 ).

Si vamos a ser como Jesús, debemos tener un tiempo regular para hablar con Dios y escuchar su Palabra.

Comments

comments