Él nos busca por nuestros corazones

buscar

¡Qué Dios tan maravilloso tenemos, que busca nuestros corazones!

¿Cuándo fue la última vez que se presentó ante Dios, sin usar palabras, hacer peticiones o incluso hacer melodías, sino simplemente estar disponibles?

Es Él Señor de la Paz que desea hablar en nuestras almas. Viene y nos encuentra para acercarnos con El, incluso cuando no estamos conscientes, o en tiempos que no entendemos. Isaías 65: 1 dice: “Me revelé a los que no me pidieron, y fui hallado por aquellos que no me buscaron, a una nación que no invocó mi nombre, y dije: ‘Aquí estoy, aquí estoy”.

¡Qué Dios misericordioso y maravilloso servimos que nos busca! Él desea nuestras palabras, canciones y oraciones, pero lo que más desea es nuestro ser completo. (Romanos 12: 1, Oseas 6: 6).

Cada día Él viene a nosotros, buscando donde Él puede ser encontrado – un lugar para Él. ¿Estamos haciendo espacio para El o llenando todos los espacios para quel no pueda entrar? Acérquense a Dios y Él se acercará a ustedes (Santiago 4: 8, Hebreos 10:22).

Que seamos encontrados en Su adoración, no por las palabras de nuestros labios, sino por vivir vidas de arrepentimiento (Isaías 29:13). Buscadle de todo vuestro y seréis hallados por Él (Jeremías 29:13).

Comments

comments